Altar Wicca

Altar Wicca

EL ALTAR WICCANO.

Encontrados en una amplia variedad de tradiciones religiosas, un altar es esencialmente una estructura física que sirve como lugar para honrar a las deidades, espíritus y/o ancestros; para hacer ofrendas rituales y para mantener los objetos sagrados seguros y visibles.

En Wicca, el propósito principal del altar es servir como punto focal de las celebraciones rituales en los ocho Sabbats y trece Esbats (Lunas Llenas) de la Rueda del Año.

Sin embargo, el altar de la Wicca también puede ser usado en cualquier otro momento, como durante el trabajo de hechicería, la meditación o la oración.

Dado que la Wicca se practica principalmente en el hogar (o al aire libre), el altar de la Wicca a menudo se mete en un rincón de la habitación, y se saca para que se quede en el centro del círculo sagrado durante el ritual.

Las herramientas rituales usadas en los Sabbats, Esbats, y durante los hechizos pueden residir en el altar en todo momento, o pueden ser guardadas en un lugar separado cuando no se usan.

Las herramientas del ritual son elementos simbólicos que representan los aspectos de la Naturaleza que los Wiccanos reconocen como contribuyentes a las circunstancias de nuestra existencia, incluyendo los cuatro Elementos, las cuatro direcciones, y la Diosa y el Dios mismo.

Estos instrumentos varían según la tradición que se siga (como la Wicca Gardneriana o Alejandrina), pero normalmente incluyen, como mínimo, estatuas u otras representaciones de la Diosa y Dios; una o más velas; un cáliz; una varita; un athame (cuchillo ritual); un cuenco de sal, arena o tierra; un plato de agua, y una campana.

¿Cómo es un Altar Wiccano?

Un altar puede tomar muchas formas, y dependiendo de sus circunstancias, puede ser una estructura permanente en su casa, o puede ser una pieza de mobiliario que hace "doble trabajo" como un escritorio o una mesa.

El único requisito real es que tenga una superficie plana.

Muchos wiccanos prefieren una forma redonda, que se presta a un movimiento más fácil dentro del círculo sagrado, pero los altares cuadrados o rectangulares también están bien.

Lo ideal es que el altar esté hecho de materiales naturales, es decir, madera, piedra o, si es necesario, metal.

La madera es la más tradicional y generalmente la más fácil de conseguir. Si se puede encontrar roble o sauce, estos son materiales ideales para un altar de madera.

Recuerden que cualquier objeto físico cargado con energía mágica contribuirá al trabajo del ritual. Pero cuanto más cerca de la naturaleza estés, mejor, así que intenta evitar el uso de plástico u otros materiales sintéticos si puedes.

En este sentido, si puedes realizar tus rituales al aire libre, puedes usar una gran roca, un viejo tronco de árbol o algún otro elemento natural como altar. De hecho, para muchas brujas, esta es la situación ideal.

Establecer tu Altar.

Primero, puedes decorar tu altar con bufandas de colores y/o otras telas. Esto es particularmente útil para transformar muebles ordinarios en un altar con ambiente mágico.

A muchos Wiccanos les gusta decorar sus altares en correspondencia con la estación o con el propósito particular del ritual.

Por ejemplo, se pueden colocar hojas de abeto brillantes y bayas de acebo en las esquinas del altar, o esparcir pétalos de flores en honor a una celebración de la primavera.

Cualquier cristal u otra piedra favorita, imágenes de las deidades patronas, etc. también están bien para incluir en el altar, siempre que haya suficiente espacio para las herramientas del ritual también.

Ubicación de los elementos en el Altar.

En cuanto a la ubicación exacta de las herramientas, hay varios diseños posibles para arreglar su altar para el ritual, algunos más elaborados que otros.

Como siempre, estos varían de acuerdo a las diferentes tradiciones, pero hay algunas características comunes.

Un tipo de disposición divide el altar por la mitad y coloca todas las herramientas asociadas a la Diosa y sus Elementos (Tierra y Agua) a la izquierda, mientras que la mitad derecha está dedicada al Dios y sus Elementos (Fuego y Aire.)

Otra disposición coloca las representaciones del Dios y la Diosa en el centro del altar, con el resto de las herramientas dispuestas alrededor de ellas según los Elementos y las cuatro direcciones.

Esto significa que las herramientas asociadas a la Tierra, por ejemplo, estarán orientadas al Norte, mientras que las asociadas al Fuego estarán orientadas al Sur.

Para muchos aspirantes a wiccanos, montar un altar puede parecer intimidante al principio.

Dependiendo de lo que leas, puede parecer fácil cometer un error, o sentir que no sigues completamente a la Wicca si no tienes todo "así de simple".

Este es un buen momento para tener en cuenta que la Diosa y el Dios no se preocupan por el tamaño o la calidad de su altar wiccano o el número de velas que pueden caber en él.

Así que no se preocupe por tener un altar permanente, elaborado y adornado en su casa. Si puedes, es maravilloso, pero es igual de efectivo usar la mesa de la cocina.

Y si tu espacio vital no permite un ritual de círculo sagrado completo en el centro de la habitación, también está bien. Trabaja con lo que tienes. No tengas miedo de empezar de a poco. La Wicca se trata de evolucionar espiritualmente con el tiempo, y tu altar puede evolucionar junto contigo.

Comments